Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

martes, 26 de noviembre de 2019

"Fué un acto de demencia": CPDH sobre agresión a familia de León.


Pablo Cuevas,  abogado de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, denunció este martes como un "acto demencial" la agresión del jefe de la Policía de León, comisionado Fidel Domínguez, contra cuatro miembros de la familia Reyes Alonso de esa ciudad.  Según el activista, Domínguez cometió "flagrantes violaciones" a la Constitución y a las leyes del país que rayan en la tortura.

"El viernes de la semana pasada estuvimos trabajando en Chinandega y pasamos por la vivienda ante el ensañamiento de las autoridades contra la familia. El día de ayer llegamos poco después del mediodía y pudimos observar el destrozo que cometieron los policías jefeados por el comisionado Fidel Domínguez", dijo Cuevas en una conferencia de prensa.

"Escuchamos de viva voz de la Dra. María Eugenia Alonso, de don Diego Ramón Reyes y del hijo de ambos, Diego Reyes Alonso, la descripción de la brutalidad policial de cómo fueron tratados" por la Policía.  Cuevas dijo que Domínguez y la institución "cometió una cantidad de delitos en su procedimiento" que describió a continuación.

"Hablamos de que rompieron el portón principal, causaron daños a la propiedad, allanaron la propiedad sin la respectiva orden judicial, sometieron a la familia a tratos crueles, inhumanos y degradantes y por si fuera poco fueron sometidos a la humillación. Antes fueron sometidos a esos golpes y tratos inhumanos. 

Los cachetearon, los patearon, los lanzaron al suelo, allí los continuaron agrediendo, estrujaron sus cabezas con sus botas policiales contra el suelo, fue increíble la cantidad de abusos cometidos contra esta familia, al punto que cabe el delito de tortura", dijo Cuevas.

"No terminamos de sorprendernos por el tipo de acciones cometidas ayer como obligarlos mediante coacción a grabar un video que es nulo, nulo de toda nulidad, que demuestra el grado de demencia al que han llegado las autoridades", dijo.

"En qué cabeza cabe que un oficial de la policía del rango que tiene el comisionado Domínguez le dicte a los ciudadanos que graben mientras él está exigiendo que graben tal cosa", indicó el activista de CPDH.

Como fue denunciado hace dos semanas, la Policía de León, al mando del jefe de la plaza Fidel Domínguez, quien fue apoyado por miembros del FSLN y parapolicías, tomaron por asalto la casa de la familia Reyes Alonso, de esa ciudad, causando destrozos y zozobra.

Domínguez, quien ha acumulado un expediente de agresiones, como los asedios contra Radio Darío -destruida en tres ocasiones-, a otros medios de información y periodistas independientes, así como a las viviendas de excarcelados, llegó al extremo de la violencia cuando ordenó destruir el portón de la vivienda de la familia con mazos.

Los agentes antimotines, que no llevaron orden judicial alguna, penetraron con violencia a la casa de los Reyes Alonso, quebraron mobiliarios, equipos electrónicos, muebles, golpearon a Diego Reyes, el padre de la familia y a su esposa, la doctora María Eugenia Alonso.

La Policía puso en zozobra a Margarita Flores, 94 años, y abuelita de la familia, quien rompió a llorar mientras se producía el asalto.  La familia leonesa denunció el robo de celulares, tablets, computadoras y otros bienes que Domínguez ordenó llevarse.
Madre de Alvarito: "Mi hijo fue un excelente ser humano".  

El Colegio Loyola dedicó su promoción de bachillerato del 2019 a la memoria de Alvaro Conrado Dávila, el "niño mártir", asesinado el 20 de abril de año pasado por un francotirador, cuando regalaba agua a los estudiantes universitarios que protestaban contra el gobierno en los predios de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI).

Alvarito tenía 15 años cumplidos y cursaba el décimo grado en el instituto Loyola.
"Mi hijo fue un excelente ser humano y lo demostró dando la vida por alguien que lo necesitaba, las madres no nos rendimos y exigimos justicia, siempre la vamos a buscar y la vamos a conseguir gracias a Dios", sostuvo Lisset Dávila, mamá de Alvarito, conmovida al recibir el diploma honorífico de bachiller que el colegio le entregó.

"Estamos agradecidos con Dios, con los alumnos, los maestros y el director del colegio, con todo Nicaragua, yo sé que nos apoyan, mi hijo vivirá siempre en el corazón de todos los nicaragüenses", expresó Dávila.

La ceremonia se celebró el sábado pasado en un ambiente cargado de solidaridad, de padres, estudiantes y sacerdotes. Alumnos, bachilleres, invitados, gritaban "Alvaro, Alvaro", al momento en que llamaron a la mamá y al papá de Alvarito a recibir el diploma honorífico y las banderas azul y blanco, con el escudo hacia abajo, como símbolo de protesta, luto y resistencia ante el gobierno de Daniel Ortega.

"Nos sentimos tristes y al mismo tiempo alegres por ver que hay personas que tienen en su pensamiento a Alvaro, agradecemos al Colegio al padre, a los jesuitas, porque siempre en sus oraciones tienen a mi hijo presente, agradecemos a todas las personas que rezan por nosotros y por él", señaló conmovido Alvaro Conrado, papá del "niño mártir".

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .