Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

martes, 12 de noviembre de 2019

Militares de Bolivia respetaron la constitución para la salida de Morales, asegura ex embajador de Nicaragua ante la OEA.


Por Danny Pérez García.Especial para SNN / La diferencia entre el ejército y la policía boliviana con respecto al ejército y la policía de Nicaragua, es que en estas últimas, la raíz y esa concepción de la revolución sandinista ahí estaba, y precisamente los cuadros y mandos que están al frente de estas instituciones son remanentes de guerrilleros y de la gente que luchó en la época de los años 80, los que prácticamente siguen moviéndose y actuando dentro de ese esquema conceptual, por tanto no le fue muy difícil a Daniel Ortega, digamos que se plegaran a sus planes y propósito, afirma Edgar Parrales, ex embajador de Nicaragua, ante la Organización de Estados Americanos –OEA.

“Muchos de esos altos funcionarios de la policía y del ejército de Nicaragua, están hasta el cuello en actos de corrupción” –asegura Parrales- y añade que con esto Ortega, los ha convertido en sus cómplices y de ahí que entonces no es nada difícil que estas gentes en sus correspondientes instituciones, controlen y a la vez en otra escala también promuevan y propicien la corrupción, a otros niveles de estas mismas instituciones.

Edgard Parrales, en su participación en el estelar de la mañana Impacto 540 de Radio Corporación, con la dirección del periodista Gustavo Bermúdez Herrera, admite que, a diferencia de Daniel Ortega, Evo Morales, no pudo controlar en su totalidad, todos los poderes del estado boliviano, y explica lo que habría pasado con el partido político de Morales, señalando que cuando este vio el levantamiento masivo y popular del pueblo boliviano en contra del fraude electoral, Evo Morales, llamó a la gente de su partido político, que es el Movimiento de Acción Socialista –MAS- para hacerle frente al pueblo, a la lucha cívica en su contra.

“De hecho en algunos lugares como Cochabamba, venia una marcha multitudinaria desde Santa Cruz, allá en el llano tropical de Bolivia-explica Parrales- con dirección hacia La Paz, capital boliviana- y los emboscaron en el camino y en cierto momento les hicieron bastante daño a los marchistas, de manera que la policía boliviana tuvo que mandar a sus miembros e irlos a rescatar, y con ello evitando una masacre, y con esto pareciera que los partidarios del partido político de Evo Morales, como que se replegaron y se dieron cuenta que ya no podrían seguir haciendo este tipo de acciones”.
   
Parrales, insiste que los seguidores de Evo Morales y miembros de su partido político –MAS- al percatarse de la actitud de la policía boliviana, de no agredir a la población y de protegerla en contra de la violencia, depusieron de su actitud de agredir a la población boliviana, que exigía la renuncia de Morales.

“El pueblo boliviano continuó aumentando, arreciando sus protestas, y prácticamente fue convirtiéndose en un fenómeno global de los bolivianos –asegura el ex embajador de Nicaragua ante la OEA- y agrega que la actitud de la policía boliviana, es todo lo contrario de lo que hizo la policía nacional, pese a que hubo uno que otro policía de la institución, que no estuvo de acuerdo con la feroz represión ejecutada sobre la población que protestaba en contra del régimen Ortega Murillo.

“Algunos que estaban dentro de la institución policial, que abiertamente se mostraron en contra de la represión, los mataron y a otros que también no estaban de acuerdo con lo que estaban haciendo y optaron por querer salirse de la institución, los echaron presos y los torturaron, esto fue lo que les pasó a los pocos policías que manifestaron no estar de acuerdo con la represión del régimen en contra de la población, y el resto de los demás policías que pudieran haber no estado de acuerdo se quedaron callados, quizás por temor” puntualiza Parrales.

Parrales, asegura que toda la represión que ejerció el régimen, en contra de los pocos policías que se mostraron en desacuerdo con la violencia desatada en contra de la población está registrado en el informe de la OEA, a través de testimonios de policías, ex soldados, y de personas que fueron testigos de esta situación.

El embajador de Nicaragua ante la OEA, Edgard Parrales, se refiere ahora al tema del papel que deberá jugar en su informe la Comisión de alto Nivel de la OEA, a la que el régimen Ortega-Murillo le negó su ingreso al país, señalando que esta comisión en el proceso contemplado en la Carta Democrática Interamericana, porque en esta carta a partir de su artículo 19, se prevé que cuando se da una alteración del “orden constitucional” que no necesariamente tiene que venir de instancias de abajo, sino que puede venir también de instancias de arriba, como es el caso de Nicaragua, porque la provocación de la alteración del orden institucional la provocó y la causó Daniel Ortega, asegura.

Con esto ellos –la OEA- mandan primero a nivel de Consejo Permanente que es el órgano ordinario a nivel de embajadores, que formaron un grupo de apoyo para cooperar a solucionar la situación de Nicaragua, grupo de apoyo a nivel de embajadores y Ortega los bloqueó, no les permitió entrar a Nicaragua, por tanto, cuando se da la asamblea general a nivel de cancilleres la Carta Democrática en el artículo 20, contempla que también a ese nivel también se hagan esfuerzos de buenos oficios, de mediación, para ayudar a solucionar de manera pacífica la situación del país, sigue explicando Parrales.   

“La actitud de Ortega al no permitir el ingreso al país de esta comisión de alto nivel de la OEA demostró que no está de acuerdo, ni interesado en una solución pacífica de la crisis que vive Nicaragua, y de que él quiere seguir con el control absoluto y rotundo de la situación, Ortega le dio el portazo en la nariz a la OEA” matiza el ex embajador de Nicaragua ante la OEA.

Parrales, subraya que pese al portazo en la nariz que le diera Ortega, a la comisión de alto nivel de la OEA, esta hizo su trabajo, ha estudiado todos los informes procedentes de todas las comisiones de derechos humanos nacionales e internacionales y luego tuvo una serie de entrevistas en El Salvador, con distintos sectores de la sociedad nicaragüense, y hará su informe y eso es lo que va a presentar hoy 12 de noviembre. Este informe debió ser presentado ayer 11 de noviembre de este año 2019, fecha establecida como plazo de 75 días, que tenía dicha comisión para da a conocer su informe.

“Si se cuentan en estos momentos con los 24 votos para que se le aplique la Carta Democrática al estado de Nicaragua no tenemos conocimiento de ello” –admite el ex embajador de Nicaragua ante la OEA- y añade que en el caso de que estuviesen disponibles los 24 votos, entonces la OEA convoca a una Asamblea General Extraordinaria, porque no van a convocar a esa asamblea extraordinaria, sin contar con esos votos, y ser el hazme reír.

Parrales, sigue explicando que, de no contarse todavía con los 24 votos necesarios para aplicar la Carta Democrática el estado de Nicaragua, a nivel del Consejo Permanente de la OEA se pueden tomar acciones de sanciones a Nicaragua, sanciones que incluyen la liberación que deja a cada país miembro de la OEA de tomar las acciones que a nivel bilateral quiera tomar en contra del estado nicaragüense, como por ejemplo el rompimiento de relaciones diplomáticas, interrupción de intercambio comercial o de otro tipo de intercambios con Nicaragua, lo cual aislaría más al país, teniendo en cuenta que el 45% del intercambio comercial de Nicaragua es con Centroamérica, y otro 45% con Estados Unidos, subrayando que solo ahí tenemos el 90% de nuestro intercambio comercial .

“Un bloqueo, una interrupción de intercambio comercial con el resto de Centroamérica y los Estados Unidos, nos va a crear realmente una situación agobiante y asfixiante” advierte el ex embajador ante la OEA, Edgard Parrales.
En la continuación de su intervención en Impacto 540, de Radio Corporación, Parrales, advierte que una aplicación de la Carta Democrática al estado nicaragüense trae implícito la interrupción de ayuda de diversos tipos, no solo ayuda económica, sino que también cooperación en el orden técnico al país.

Parrales, admite ser obvio que la aplicación de la Carta Democrática Interamericana de la OEA a Nicaragua afectaría a toda la población, y subraya que esta medida es extrema y que a su criterio este organismo regional no la ha querido aplicar, y agrega que por ejemplo la Nica Act, fue aplicada a Nicaragua, desde hace ya un año atrás, y la han tenido en suspenso, procurando ver como se lograba que el gobierno de Ortega reaccionara y obviamente este no ha reaccionado.

“Se ha mantenido en suspenso la Nica Act, porque no se quiere afectar a los nicaragüenses, pero va a llegar un momento en que van a tomar medidas más duras, porque esta situación del país cada vez va peor, y el dictador Daniel Ortega, está ahí enquistado en su posición” advierte el ex embajador ante la OEA.

Parrales, afirma que, a casi un siglo de vivir los nicaragüenses bajo dictaduras, eso desgraciadamente ha permeado a la población, y eso ha destruido la concepción y la convicción democrática, y eso es algo que los nicaragüenses deben de restituir y restablecer.

“Tenemos que restablecer la santidad de la constitución política, es decir que todo el mundo aprenda y entienda que la constitución es la norma máxima a la cual todos estamos obligados a someternos, desde el más alto dignatario hasta el último habitante del país, cuando los nicaragüenses actuemos en base a eso, nos daremos cuenta que estamos actuando de acuerdo a una verdadera democracia, y esto se logra con educación y a las generaciones futuras desde muy pequeños se les debe de ir educando en la conciencia cívica, en la conciencia democrática, en la conciencia institucional” subraya Parrales.

En la continuación de su intervención en Impacto 540, de Radio Corporación, el ex embajador de Nicaragua ante la OEA, Edgard Parrales, señala que el caso de Bolivia, deja claro que cuando existen autoridades militares que saben respetar la constitución, no se voltean ni agreden a sus pueblos.

 “Aquí el gran error del jefe del ejército de Nicaragua, es que viene a decir: “que ellos deben obediencia al presidente de la república, un momento-replica Parrales- “porque el mismo presidente de la republica le debe obediencia a la constitución y cuando el presidente de la republica viola la constitución ¿a quién le va a obedecer usted, a la constitución o al presidente de la república? Pregunta Parrales, respondiendo el mismo que el ejército desde hace años debió de haberle dicho a Ortega: “señor tome sus maletas y váyase” concluye afirmando el ex embajador de Nicaragua, ante la OEA, Edgard Parrales, en esta amplia síntesis de su participación en Impacto 540, de Radio Corporación. 
 

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .