Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

domingo, 17 de noviembre de 2019

Policía a madres acorraladas: “Aquí se van a morir”.


Tomado de Confidencial / La Policía del régimen ha intensificado el aislamiento contra diez madres de presos políticos y otros ciudadanos encerrados ilegalmente en la iglesia San Miguel Arcángel, en Masaya. 

Las mujeres iniciaron el jueves pasado una huelga de hambre para exigir la liberación de sus hijos, desde entonces un cerco policial impide la entrada o salida al templo. Los policías han dicho a las madres: “aquí ustedes se van a morir”.

Las madres son acompañadas por el párroco de la iglesia San Miguel, el sacerdote Edwin Román, la abogada de presos políticos, Yonarqui Martínez y dos reos de conciencia excarcelados: Santiago Fajardo y Marlon Powell.

En un perímetro de 300 metros a la redonda de la iglesia se mantienen varias patrullas policiales y decenas de antimotines, que han instalado vallas metálicas para evitar el paso de ciudadanos y vehículos. La iglesia está ubicada en uno de los centros neurálgicos de Masaya, por lo que el cerco policial ha trastocado la libre circulación de cientos de pobladores.

Los agentes han denegado el acceso a curas, quienes desde la mañana del sábado intentaron visitar el templo. El cardenal Leopoldo Brenes solicitó a las autoridades el acceso del padre Bismarck Conde, pero la respuesta de las autoridades fue elevar el cerco policial.

 “El cardenal llamó y se nos negó el acceso. Incluso, un grupo de padres venían de la zona oriental. Estamos en contacto en todo momento”, aseguró Conde, párroco de la parroquia Nuestra Señora de la Asunción. “(El padre Román) está siendo prisionero en su propia parroquia”, agregó.

Un equipo de CONFIDENCIAL pudo constatar el cerco reforzado este sábado por la Policía Nacional. Tras un intento de acercarse al templo, dos oficiales de la Policía retuvieron al fotógrafo Carlos Herrera, de CONFIDENCIAL y a Yader Flores, de La Prensa. Posterior a ello, un grupo de antimotines formaron un cordón para no dejar pasar al grupo de periodistas. El sacerdote Bismarck Conde intentó lo mismo la mañana de sábado pero la repuesta policial fue la misma.

La salud del grupo de madres de presos políticos “se encuentra estable”, aseguró vía telefónica el padre Román. El cura, que padece de diabetes mellitus y tiene fuertes dolores de cabeza, solicita alimentos para las personas que no están en huelga, así como colchonetas para las madres, agua y suero oral.

“Cualquier ciudadano que venga ni a una cuadra puede llegar, así que solo una persona relevante en el país podría entrar (a dejar lo solicitado)”, dijo el padre Román la tarde del sábado.

El prelado agregó que el nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag está al tanto de la situación, al igual que el cardenal Leopoldo Brenes. No obstante, hasta el cierre de esta edición no se ha barajado ningún plan de salida ni posibles visitas de las máximas autoridades eclesiásticas para mediar con las autoridades del régimen.

“Yo estoy aquí acompañando a las madres, pero también como garante de la vida de ellas. Yo estaré con estas madres hasta el final y si ellas van hasta el final ahí estaré yo con ellas. Yo no las voy a abandonar”, manifestó el padre Román vía teléfonica.

Durante la noche de este sábado, habitantes de Masaya denunciaron la presencia de paramilitares amparados por la Policía Nacional en los alrededores de la iglesia San Miguel. El excarcelado Yubrank Suazo confirmó la información a través de sus redes sociales.

Hasta el cierre de esta edición, este medio intentó comunicarse con las personas que están dentro del templo pero los celulares estaban apagados. El asedio paramilitar no llegó a más y a eso de la medianoche se retiraron del perímetro.

El grupo de 13 activistas que la madrugada del viernes intentaron llevar agua en solidaridad con las madres de los presos políticos, cumplieron la madrugada del domingo 48 horas de estar en la Dirección de Auxilio Judicial, mejor conocida como “El Chipote”.

La Policía no ha detallado las razones de la detención a los familiares de los encarcelados y solo ha asegurado que son 16. Tampoco han divulgado ningún comunicado al respecto a través de la oficina de relaciones públicas.

Entre los detenidos se encuentran presas políticas excarceladas y defensoras de los derechos humanos como Amaya Coppens, Ivania Álvarez, Wendy Juárez, Olga Valle, Olama Hurtado, José Medina, Hánzel Quintero, Atahualpa Quintero, Jesús Téfel, Gabriel Ramos, Roberto Butching.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .