Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

viernes, 29 de noviembre de 2019

Responsabilizan a régimen de Maduro por complicidad en ataque a población indígena.


Caracas Venezuela / AP - kabarú es un pueblo alejado de todo. Ubicado en el corazón de la Gran Sabana, en el estado Bolívar, en la región suroriental de Venezuela, forma parte de la zona más rica de la región por sus minas de oro y diamantes.

Cualquiera que desee llegar allí, vía terrestre, tendrá que demorar más de cuatro horas para conseguirlo, porque en los 120 kilómetros que lo separan de la población más importante del área, Santa Elena de Uairén, las carreteras están en muy mal estado y muchas son de tierra. Allí en Ikabarú, el viernes 22 de noviembre asesinaron a 8 personas, aterrorizando a los pobladores de la zona.

La masacre ocurrió a las 8:16 de la noche, cuando más de 20 hombres fuertemente armados, vestidos de negro, pero con los rostros descubiertos, aparecieron en el pueblo. 

Según los testigos que dieron declaraciones a DIARIO LAS AMÉRICAS sin revelar sus identidades por razones de seguridad, los atacantes salieron detrás de la medicatura [pequeño centro asistencial para emergencias] y se dividieron en grupos para caminar por las diferentes calles, disparando al cielo y gritando que habían llegado para liberar al pueblo. “Ésta es una luz que se prendió” decían.

Según comentan los testigos, se conocían los nombres de las víctimas, aunque algunos aseguran que al sargento de la Guardia Nacional, José Perera lo asesinaron cuando intentó hacer uso de su arma de fuego para defender a los amenazados.

Relatan que uno de los grupos de atacantes se dirigió hacia el negocio de Dani. (Distribuidora Valemas, una especie de supermercado pequeño, donde además venden bebidas alcohólicas. Allí las personas acostumbran a quedarse a las puertas del local tomando algo entre amigos). 

Fueron directamente hacia aquellos que buscaban. Caminaron hacia a Luis Alejandro (Fernández), que iba llegando con su esposa y una amiga. Le preguntaron: “Dónde está Cristóbal que hace cinco minutos estaba contigo”, y al no responder lo mataron sin decir más palabras.

En ese momento Edison Soto, mejor conocido como Váquiro, intentó huir y se escuchó que uno de ellos dijo: “No dejen escapar al Váquiro”, y lo mataron. Él es el único indígena de etnia pemón asesinado en la masacre. Los otros son “criollos” [así identifican en esa zona a los que no son indígenas]

Explican los testigos, que muchos salieron corriendo, como dos jóvenes militares que habían ido a la zona de La Sabana, donde están las dos antenas de internet del sector. Al ver que el grupo venía fuertemente armado, buscaron refugio en la casa de un vecino que los auxilió a pesar de las amenazas. Otros intentaron esconderse, mientras que a algunos eran interrogados sobre” ¿Quién manda en Ikabarú?”.

Comentan que una joven que presta su conexión de internet fue obligada a tumbar sus equipos, mientras imploraba que no la mataran que era madre de dos niños. 

“Ellos le dijeron que no mataban inocentes, sino gente mala, y se fueron”.  Según el relato de quienes vivieron el horrible hecho, los hombres armados buscaban a un sujeto nombrado Cristóbal Ruiz Barrios, a quien acusaban de ser “el pran” [término usado para identificar al líder que gobierna una población penal en una cárcel en Venezuela, pero el término se ha extrapolado a estas alejadas poblaciones indígenas para identificar a quien maneja las mafias del oro).

Al no encontrarlo, los atacantes caminaron por el pueblo. Recorrieron las oscuras calles, gritando a viva voz que eran de la banda del “Ciego” y que solo querían hacer justicia en Ikabarú. Según comentan quienes lograron verlos, portaban armas sofisticadas de largo alcance.

“Ellos están mejor armados que la Guardia. Dispararon hasta que se cansaron, y mientras tanto la gente se había quedado atrapada dentro de las viviendas escuchando a lo lejos lo que ocurría. Logramos salir cerca del amanecer, para ver qué había pasado y quiénes eran los muertos. No dormimos, no sabíamos si había algún familiar entre los fallecidos”.

La presencia del grupo armado en Ikabarú se extendió hasta cerca de la medianoche. Unos se quedaron en el local donde ocurrió la mayoría de los asesinatos, mientras otros recorrían las calles buscando al sujeto llamado Cristóbal. Pero a pesar de que el ataque duró más de cuatro horas, la Guardia Nacional nunca salió de su comando.
“En el comando había solo 6 funcionarios. 

Ellos no salieron a defender a la población, y luego alegaron que no están autorizados a usar armas largas porque podría morir personas inocentes. Estamos desamparados, y nos da temor de que estos asesinos vuelvan”, afirmó la persona que ofreció el testimonio para este reporte.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .