Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

jueves, 5 de diciembre de 2019

Enfrentamiento armado en Masaya mensaje peligroso de un eventual “inicio de guerra civil” en el país advierte el CENIDH.


Por Danny Pérez García. Especial para SNN - “La defensa de los derechos humanos es permanente, y así hemos tratado de hacerlo, a pesar de que la dictadura Ortega-Murillo nos quitó la personería jurídica” afirma la doctora Vilma Núñez de Escorcia, presidenta ejecutiva del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos –CENIDH- en el inicio de su intervención en el programa radial de la mañana Impacto 540, de Radio Corporación, con la dirección del periodista Gustavo Bermúdez Herrera.

“Desde que nos arrebataron la personería en diciembre del año pasado -2018- con lo que ya prácticamente tenemos un año de haber sido objeto de esa ilegalidad en contra del CENIDH- sin embargo, tal y como lo manifestamos en su momento, con toda la indignación, la impotencia, por este atropello, “nos comprometimos a seguir defendiendo los derechos humanos de los nicaragüenses, pese a la sinrazón de las autoridades gubernamentales, llámense Asamblea nacional, llámense Ministerio de Gobernación” puntualiza Núñez de Escorcia.

“Llámense como se llamen, no importa, porque estos son títeres –descalifica la defensora de derechos humanos- “se mueven con los hilos que llegan desde El Carmen, y nosotros como CENDIH nos comprometimos a seguir luchando, nos comprometimos a que no, nos van a callar y definitivamente creo que de alguna manera lo hemos cumplido, lo hemos cumplido y lo vamos a seguir haciendo mientras podamos reitera.

Núñez de Escorcia, insiste en que, desde el CENDIH van a seguir defendiendo los derechos humanos de los nicaragüenses, de forma permanente, mientras las circunstancias se los permitan y en definitiva están buscando como mantener aquellos espacios en donde puedan cumplir sus compromisos y su misión.

La defensora de derechos humanos, agradece a los medios de comunicación independientes, a Radio Corporación, y particularmente a Impacto 540 y a su director Gustavo Bermúdez Herrera, y todos los demás, por contribuir a que el compromiso que tiene el CENIDH con la población, se haga realidad.

“La defensa de los derechos humanos no se agota con el uso de la ley, que es lo que prácticamente se nos tiene impedido de ejercer aquí a lo interno –lamenta la doctora Núñez de Escorcia- y añade que ellos -CENIDH- desde antes del 12 de diciembre del año pasado -fecha en que les despojaron de la personería jurídica- eran obstaculizados en el ejercicio de sus labores. “No nos dejaban entrar al sistema penitenciario, no nos dejaban gestionar ante las instancias judiciales y todo lo demás” recuerda. 

“Pero nuestro ejercicio no se agota como lo reitero, con el uso de la ley, sino que hay una serie de formas, que ejerciendo nuevos derechos prácticamente también se está defendiendo, lo que viene a ser los mecanismos informales –detalla- de defensa de los derechos humanos, que existen prácticamente, para completar su defensa”.

Núñez de Escocia, se refiere, al número de muertes que se han producido a lo largo de la represión desatada por el régimen, a partir del 18 de abril, a lo que ahora se suman 5 muertes, 3 civiles y dos policías, durante el enfrentamiento armado ocurrido, este pasado fin de semana, en Masaya, además se refiere a las muertes silenciosas de opositores al régimen, muertes que muchos familiares de las víctimas, prefieren callar por temor a represalias.

“Definitivamente aquí en el país, cualquier mecanismo de control institucional –explica Núñez de Escorcia- se ha desvirtuado, están fallando, los niveles de violencia que existen en el país, producto precisamente de la violencia institucional que el gobierno ejerce, ha puesto a prueba y está ya prácticamente fuera de las manos de cualquier autoridad, que quiera controlar esta situación, que ha sido propiciada por ellos”.

“A ese tipo de violencia que genera una determinada cantidad de víctimas –sigue explicando-  también hay que aumentar en este caso, las personas que son privadas de la vida por acciones directas y dirigidas como una “estrategia perversa” por parte del gobierno Ortega-Murillo entonces lamentablemente hay que aumentar las cifras de víctimas, hay que rectificarlas, y aunque es verdad que muchas veces por ejemplo, la certeza del asesinato de 328 personas que fue la cifra que estableció la Comisión Interamericana de Derechos Humanos –CIDH- que logró  documentar en su momento, estas cifras se han incrementado” alerta la defensora de derechos humanos.

“Si no veamos los últimos casos que ha habido –insta- que se han visto así de manera suelta, que un número casi consolidado de los “asesinatos selectivos” que se han dado en el norte del país, y que muchas veces se diluyen, se cuestionan, o que se ponen en duda, y lo deslegitiman, tildando esto de  se trató esto de delincuencia común, o si se trata de ejecuciones extrajudiciales, y ahí hay toda una gama de investigación, que ameritan ser investigadas, no dejar pasar mucho tiempo, lo que pasa es que muchas veces la dinámica que está tomando la represión “copa” cualquier posibilidad de investigación “oportuna” de las cosas que suceden”.

Núñez de Escorcia, advierte que los defensores de derechos humanos no han terminado de diseñar las estrategias en cada investigación, cuando ya tienen otros casos encima, y una de las características que ellos están viendo, es que cada hecho de violencia represiva, cómo que va superando la “perversidad y la crueldad” con que las mismas se ejecutan.

“Creo que no es una cuestión casual –admite- que estos nuevos hechos de violencia –caso Masaya- se rodeen de una “nube de desinformación” precisamente para tratar de detener las investigaciones o tratar de generar confusión y duda en la población que está exigiendo el respeto a los derechos humanos, porque creo que en estos últimos días los niveles de represión, que se han ejecutado, se han incrementado, no solo de ahora, sino que desde el inicio del estallido social a partir del 18 de abril” puntualiza la defensora de derechos humanos.     
   
En la continuación de su intervención en Impacto 540, la doctora Vilma Núñez de Escorcia, presidenta ejecutiva del CENIDH refiere que un ejemplo claro de esto, que reflejan en un informe que están por terminar, del caso que documentaron adecuadamente sobre la familia Reyes Alonso de León. “La familia Reyes Alonso, -insta-  que no quede en la idea de las gentes, que esta familia fue agredida apenas el 5 de noviembre pasado de este año -2019- a esta familia las empezaron a “agredir” prácticamente, porque no se le puede llamar de otra forma, desde el mismo 18 de abril del año pasado.

“La familia Alonso Reyes, ha sido una voz permanente y presente en los reclamos de las gentes que luchan por sus derechos, y esto fue calando en el régimen, de tal manera que cada vez que algo pasaba en León, la gente se preguntaba ¿que estará pasando en la casa de la familia Alonso Reyes?  “Y cada una de las agresiones que se dieron, por ejemplo, la agresión a Radio Darío, después que esta ya había sido destruida, después que Aníbal Toruño, ya se había marchado del país, pero cuando este retorna a Nicaragua, quisieron destruir de nuevo la radio, y los trabajadores tuvieron que salirse de ahí, prácticamente esa agresión a Radio Darío, es un reflejo de lo que le estaba pasando a la familia Reyes Alonso” explica Núñez de Escorcia.

La defensora de derechos humanos, ahora se refiere a la situación de represión y terror que se vio en Masaya, lo que calificó de “espectáculo terrible” en contra de las madres que se fueron a una huelga de hambre en demanda de la libertad de sus hijos. “Ya no se acuerda estas gentes –del régimen Ortega-Murillo- que las huelgas de hambre fueron un mecanismo de lucha cuando el frente sandinista quería derrocar a la dictadura de los Somoza, y son muchas las veces que estas huelgas del frente sandinista, se tuvieron que amparar en las iglesias católicas, yo recuerdo perfectamente las tomas que hicieron de la catedral de Managua en esa época, y ahora ya no se acuerdan de nada de eso” increpa.

“Ahora esto el régimen Ortega-Murillo lo descalifica, lo deslegitima, y esa represión que hubo en la iglesia de Masaya, en contra de las madres que estaban en huelga de hambre, ha dejado secuelas de represión, como es el encarcelamiento de esos 16 muchachos de la UNAB por solo el hecho de llevarles agua a las madres en huelga de hambre” -advierte Núñez de Escorcia- y agrega que después de eso  se da la prohibición, la interrupción para que sus madres fueran a Masaya nuevamente, después de eso vemos cómo va subiendo todo de tono, con lo que se da, en contra de la familia Reyes Alonso, en León, caso que ya mencioné y después viene y se da ese suceso de enfrentamiento armado en Masaya”.

“Ese suceso de enfrentamiento armado en Masaya, el régimen lo ha rodeado de una serie de falsedades, una serie de visiones distintas, de desinformaciones, y me atrevo a decir eso –subraya Núñez de Escorcia- porque ya nadie cree en la policía, porque por ejemplo nosotros como CENIDH no creemos en ellos, porque ellos siempre están reaccionando de manera interesada, con el fin de crear una idea, o una imagen, que tiene como punto central la “descalificación” de la persona a la cual han hecho víctima de sus acciones” 

“En ese enfrentamiento armado que se dio en Masaya, en donde perecieron personas de ambos lados –civiles y policías- ese suceso violento, la señal que está dando al país, es de que defInitavamente “no permitamos” que Daniel Ortega, nos lleve al terreno que nos quiere llevar –insta Núñez de Escorcia- porque aquí eso de Masaya, podría ser el inicio de una “guerra civil” porque ya la gente se está desesperando, de seguir resistiendo pacíficamente, la resistencia cívica y pacifica es activa y permanente, pero ya hay gente que ya se está cansando, hay gente que no ve más forma que la de defender sus vidas, como es hacer algo, que está al margen de los parámetros que se han establecido para la resistencia cívica”.

“Estamos entrando en un terreno muy “peligroso” -advierte la defensora de derechos humanos- cuidado esos sucesos armados violentos ya están llevando al país, a esa situación de la que hablaba –guerra civil- “por eso es que yo creo oportuna una frase de monseñor Rolando Álvarez, que cuando se da esa situación, en ese contexto, él dijo que, “esto no nos lleven al terreno de la “violencia”.

La presidenta ejecutiva del CENIDH Vilma Núñez de Escorcia, insiste en que ese suceso de enfrentamiento armado en Masaya debe de alertarnos, y agrega que apenas ayer –miércoles 4 de diciembre de este año 2019- en medio de esta situación peligrosa, como señalara con anterioridad, aquí se están produciendo hechos que no nos dejan a los defensores de derechos humanos ni siquiera hilvanar las ideas para concretarlas en un informe, cuando ya se da otro hecho, como es el descubrimiento “macabro” de que en las cárceles de El Chipote, prácticamente se está “torturando” a los muchachos que capturaron por llevar agua a las madres que estaban en huelga de hambre, a estos muchachos que están procesando injustamente, en un juicio político a todas luces, y aberrante desde todo punto de vista jurídico, asevera.

 “Hay denuncias concretas de las torturas a las que están sometiendo a la joven Amaya Coppens, nosotros ayer mismo cuando obtuvimos la información de parte de su padre y su madre, de toda la información que ellos habían recabado después de la visita, el CENIDH hizo pública su posición al respecto”.

 “Y de esto le enviamos la información completa al Comité Internacional de Cruz Roja, y desde ayer mismo nosotros tratamos de contactarnos infructuosamente con ellos, porque no nos contestaron, y hoy –ayer- vamos a insistir nuevamente, porque esta institución internacional en la que yo creo, porque conozco cuál es su rol, su papel, sus limitaciones, sus posibilidades, pero el Comité Internacional  Cruz Roja, no puede llegar a las cárceles del régimen, cuando solamente la dictadura de Ortega, quiere que vengan” rechaza Vilma Núñez de Escorcia, presidenta ejecutiva del CENIDH, en este amplio resumen de su intervención en Impacto 540, de Radio Corporación.  
    



Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .