Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

jueves, 19 de diciembre de 2019

Sanciones internacionales cercan cada vez más al régimen Ortega Murillo asegura Violeta Granera de la UNAB.


Por Danny Pérez García. Especial para SNN / A veinte meses de la rebelión popular espontánea, cívica y pacífica del pueblo de Nicaragua en contra de la dictadura Ortega-Murillo, Violeta Granera, miembro de la Unidad Nacional Azul y Blanco –UNAB- inicia su participación en Impacto 540, de Radio Corporación rindiendo un homenaje a todos los caídos, el dolor de las madres, y demandando una “navidad sin presos políticos”.

Granera recuerda que dos miembros del consejo político de la UNAB están en las cárceles del régimen por el gesto solidario de llevar agua a las madres de presos políticos que protagonizaron una huelga de hambre, en la iglesia San Miguel de Masaya.   

“Jesús Tefel, e Ivania, son dos jóvenes con un alto compromiso, con mucha capacidad, mucha solidaridad, los que ya tienen más de un mes secuestrados en las mazmorras del régimen” denuncia Granera.

La miembro de la UNAB admite que el hecho de haber sido testigo de la rebelión de los jóvenes nicaragüenses, en contra de esta dictadura, es una de sus experiencias más enriquecedoras que ha tenido a lo largo de su caminar en la arena política.

Granera, retoma el tema de los presos políticos asegurando que, desde la UNAB y la Alianza Cívica, se hacen todos los esfuerzos posibles en apoyar a los familiares de los presos políticos. “Seguimos haciendo todos los esfuerzos posibles, seguiremos y no dejaremos de hacer todos los esfuerzos que sean necesarios, hasta que sea liberado el último preso político, aquí no es cuestión de que el régimen saque a unos y meta a otros, nuestra demanda al régimen, es que libere a todas las presas y presos políticos” subraya.

Granera, exige que el régimen pare la represión y considera que el gobierno aún tiene la oportunidad de hacerlo, y enfatiza que es correcta la estrategia que mantiene la oposición al régimen, como es el de la lucha cívica y pacífica, no caer en la provocación de la dictadura que es la de querer llevar a los nicaragüenses a la confrontación armada, por ser esto lo único que sabe hacer, matar y reprimir. “Nosotros no debemos caer en esa trampa –urge Granera- y añade que no se debe caer en ese perverso juego, sé que esto es bien difícil, y quiero rendir homenaje a la familia de Chabelo y el otro compañero que estaba con él y que también murió en ese enfrentamiento, los que no tuvieron más opción que defenderse” detalla.


“Defenderse es un derecho humano establecido, pero se debe evitar caer en ese tipo de enfrentamientos –reitera Granera- “porque ya vimos cómo se perdió la vida de un hombre tan valioso, que era retirado del ejército, y que pese a su formación militar estuvo dando la batalla en el terreno de la lucha pacífica y cívica”.

“Las dos estrategias a mantenerse en la lucha cívica y pacífica, son la presión y la unidad, ante la represión que sostiene el régimen, represión que mantiene, como se puede ver en el hecho represivo que ejecutó la policía del régimen, durante la actividad de reforma electoral “Unidos Construyendo Consenso sobre las Reformas Electorales” recuerda la miembro de la UNAB.

“Fuimos testigos de la violencia inaudita desatada por la policía del régimen, en donde se vio como por primera vez estas fuerzas represoras del régimen entran a una propiedad privada, como es el hotel capitalino en donde se realizó este evento de reforma electoral, la policía en un alarde de violencia rompió puertas de vidrio del hotel y todos los que ahí estábamos, creímos que la policía iba a ingresar incluso al interior del hotel” recuerda Granera.

Para Violeta Granera, pese a la represión sostenida que mantiene el régimen, la gente no para de expresarse, haciendo cosas espontaneas, piquetes de protestas. Granera, agrega que el pueblo quiere ver las grandes manifestaciones que se dieron en fechas anteriores, para luego subrayar que estas grandes marchas, se van a volver a ver.
   
“Estas grandes marchas debemos hacerlo de la manera que exponga lo menos posible la seguridad de la gente, es decir se deben de hacer de manera más organizadas, porque ello requiere de mucha organización, todos estamos unidos, pero debemos de articularnos mucho mejor” puntualiza.

Granera, señala que la otra parte de la estrategia de lucha cívica, y que todos conocen es la presión internacional, añadiendo que el régimen cada día está más cercado. “Ya Vimos las ultimas sanciones, las que ya no son solo individuales, aunque en estas se incluyó a Rafael Ortega Murillo, vimos cómo se sanciono a empresas como Zanzíbar, El Goliat, DNP, Petronic, empresas que sabemos dentro y fuera del país, que estas empresas son uno de los principales canales de lavado de dinero y de corrupción que ha utilizado el régimen durante todos estos años” explica.

“Ortega está haciendo todo lo posible por traer más desgracias a Nicaragua” asegura enfáticamente Violeta Granera, y añade que Ortega está provocando el camino irreversible de su salida del poder.

“Esto Ortega muy bien lo sabe, y nosotros seguiremos insistiendo en que esta salida de Ortega del poder, sea por la vía de unas elecciones –subraya la miembro de la UNAB- agregando que estas elecciones por supuesto se deben de realizar en un ambiente de “no represión” con las presas y los presos políticos en libertad, con el desarme de los paramilitares y con reformas electorales que garanticen el respeto al voto”.

“Si esto no se da, se van a abrir otros escenarios que no le va a gustar en nada al régimen Ortega-Murillo, advierte Granera.

En la continuación de su intervención en Impacto 540, de Radio Corporación, Violeta Granera, miembro de la UNAB, retoma el tema de los veinte meses transcurridos a partir de la rebelión popular del 18 de abril del año 2018.

 “Dentro de todo lo positivo que ha dejado este alzamiento espontáneo de los nicaragüenses, puedo señalar en primer lugar que el pueblo de Nicaragua, el 18 de abril, es de manera especial liderado por los jóvenes de este país, y dijimos: ¡basta a los abusos ¡basta a la dictadura ¡y ese grito que ya había sido silencioso durante las elecciones anteriores, pero que se materializó  en una expresión multitudinariamente, masivamente, por todos los nicaragüenses, a lo largo de estos veinte meses, esto se mantiene vivo” asegura Granera.

“En el sostenimiento de esta rebelión cívica, hay un aspecto de desafío, y es que Ortega a través de sus francotiradores, a través de sus matones, la barbarie, su falta de escrúpulos, hasta ahora ha logrado evitar que nos expresemos de esa forma masiva tal y como se inició esta rebelión cívica, y eso es un desafío comprensible y digamos normal, que enfrentamos los nicaragüenses, pero por ningún motivo se puede llegar a pensar que esta represión de la dictadura, haya hecho claudicar al pueblo de Nicaragua, en ningún momento es así, -enfatiza Granera- y añade que el pueblo nicaragüense azul y blanco sigue ¡firme¡ y eso es para Granera el segundo aspecto positivo que se sostiene a veinte meses del transcurso de la lucha cívica y pacífica en contra de la dictadura Ortega-Murillo.
 
“Esa rebelión de abril es “irreversible” –advierte Granera- el pueblo de Nicaragua ha tomado la determinación de salir de la dictadura Ortega-Murillo, y lo más importante y positivo de esta lucha cívica y pacifica es que para los nicaragüenses ya no es un asunto de que “después de Somoza cualquier cosa” como nos pasó en la época de los años 70”.

“Ahora este pueblo tiene mucha más conciencia ciudadana y la gente está diciendo, no es cualquier cosa, queremos salir de la dictadura, pero que haya justicia, verdad, reparación, no repetición, y que no vuelva a haber más dictaduras en Nicaragua, porque queremos una Nicaragua en paz y democracia, y con equidad social” puntualiza Granera.

“Yo espero que esta lección de dolor que estamos viviendo los nicaragüenses, quede impreso en nuestras mentes, en nuestro intelecto y también en nuestros corazones, para que después que salgamos de la dictadura Ortega-Murillo que va a ser más pronto que tarde, podamos realmente construir la Nicaragua que tanto hemos soñado” indica Granera.

“Otro aspecto positivo que queda posterior al 18 de abril del año 2918 sigue enumerando Granera- “y que debo resaltar es que nos hemos mantenido en la lucha cívica y pacífica, que no hemos caído en la tentación de la violencia, y yo espero que logremos sacar la dictadura rápido porque ese escenario de la violencia, se puede acercar en la medida que el aferramiento al poder de la familia gobernante se prolongue, porque lo negativo vinculante a este aferramiento al poder de la familia gobernante, es que hay una desesperación enorme, que no deja de ser compresible, porque estamos bajo un asedio, un acoso permanente, y una represión que como dicen muchas personas, los nicaragüenses no la habíamos” tenido ni vivido” a lo largo de nuestra historia”.
  
“El otro aspecto positivo después de veinte meses de transcurrida la rebelión cívica y pacífica del pueblo de Nicaragua, que debo mencionar, es el hecho de que hemos logrado aislar internacionalmente y a lo interno al régimen de Ortega, que hemos logrado desvelar la verdadera naturaleza de este régimen, que hemos logrado debilitarlo totalmente, y que obviamente aun camina por tener las armas en las manos, y sangre en la conciencia, pero cada paso que da la dictadura, se hunde, como si caminara en arenas movedizas, como si el pueblo de Nicaragua le pusiera arena movedizas a cada paso que da” subraya Violeta Granera, en esta síntesis de su intervención en Impacto 540, de Radio Corporación, a veinte meses de transcurrida la rebelión popular, espontanea, cívica y pacífica del pueblo de Nicaragua en contra del régimen-Ortega-Murillo.   

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .