Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

miércoles, 15 de enero de 2020

La depresión económica es solo cuestión de tiempo».


Tomado de 4to MONO - Por Lucydalia Baca Castellón / Ante el anuncio oficial de que este año se aprobará una nueva reforma tributaria, especialistas advierten que no es el momento. Ante la falta de solución a la crisis sociopolítica, la economía estaría entrando a una fase de depresión económica, en la que será más difícil sobrevivir.

En tanto, el sector empresarial pide que la reforma anunciada sea para revisar las medidas implementadas el año pasado. Y revertir las que contribuyeron a la “abrupta contracción económica” registrada en 2019. Con ello aseguran, se frenará el avance de la pobreza.

Sin embargo, todo indica que hacia donde apunta el régimen es a más políticas fiscales recesivas, como las tomadas en la reforma fiscal del año pasado.

La política del gobierno no parece que cambiará en 2020. Esto provocará que la población en general consiga sobrevivir dentro de un 'cerco financiero' cada vez más estrecho, producto (además) de las sanciones provenientes de Estados Unidos y la Unión Europea”, dice el economista Alejandro Aráuz.

La materialización de más sanciones, según Arauz afectaría el comercio internacional --por la paralización de los tratados comerciales con Estados Unidos y la Unión Europea--, el financiamiento y las inversiones. Esto, “ahogaría la economía, a la sociedad en general y en consecuencia la gravedad financiera del país sería más profunda que la experimentada en 2019”.

Si a esto se suman los efectos de una nueva reforma fiscal, provocaría en 2020 según Arauz “una potencial caída del Producto Interno Bruto (PIB) cercana al -8.6 por ciento aproximadamente”. El país quedaría en una difícil posición para recomponer el tejido microeconómico, inversionista y externo, que de por sí ya están bastante dañados.

Aunque no hay una definición clara sobre cuándo una recesión pasa a ser depresión, los especialistas coinciden en que los parámetros que se pueden usar son la profundidad y la duración. El concepto más aceptado es, más de dos años de contracción y un acumulado del 10 por ciento.

“Teniendo en cuenta que Nicaragua entró a su tercer año de contracción económica (lleva 20 meses de contracción) y que la suma de la caída de 2018 (3.8 por ciento) con la proyectada por Funides para 2019 (5.4 por ciento) y 2020 (1.1 por ciento) superan el 10 por ciento, podemos hablar de depresión", dice un análisis de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

La proyección de Arauz (caída de -8.6 por ciento) difiere mucho de los pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de Funides. Para 2020 proyectan una caída del -1.2 y -1.1 por ciento, respectivamente. Arauz considera que dichas estimaciones solo serían posibles en un escenario político proactivo.

 “Estaría en función de las circunstancias de un arribo a una posible conciliación política en el país, que sea capaz de restaurar la confianza y los flujos de financiamiento externo para evitar una mayor contracción del crédito y el empleo”, dice Arauz. 
                                            
Además, la proyección de Arauz contempla los posibles efectos de una nueva reforma a la Ley de Concertación Tributaria y otras medidas recaudatorias que le permitan al régimen Ortega-Murillo compensar la falta de financiamiento para el Presupuesto General de la República.

También la posibilidad de despidos en el Estado, aunque de acuerdo a la agenda de trabajo del Poder Legislativo, se tratará de favorecer a un sector político adepto al régimen que son los trabajadores.

En tanto, Funides prefiere esperar la propuesta oficial, para determinar si el régimen mantiene la política contractiva que impulso con la reforma tributaria aprobada en 2019. O si retrocede, con respecto a las medidas implementadas con esa reforma y que contribuyeron a la contracción económica.

El presidente de la Asamblea Nacional Gustavo Porras, anunció que la reforma revisará las exoneraciones y exenciones que recibe el sector privado; y recordó que esta ha sido una exigencia del FMI. Funides admite que hay decisiones que se deben tomar. Pero advierte que, para hacerlo, se debe elegir el momento indicado.

Según el centro de pensamiento, “hay cosas que se debieron hacer antes del estallido de la crisis sociopolítica, pero no se hicieron y ahora no es el mejor momento para hacerlo”.

¿Podrían revertir medidas?

 Arauz coincide con Fundies en que debido al efecto que provocaron, la reforma fiscal de este año puede revisar y revertir algunas medidas impulsadas el año pasado.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .