Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

domingo, 2 de febrero de 2020

Las imágenes que la Policía Orteguista quería ocultar sobre la masacre de indígenas en Bosawas.


La comunidad indígena de Alal debe levantarse de las cenizas. Acaban de enterrar a sus muertos y no se reponen del terror de lo que ahí vivieron el 29 de enero, muchos no vuelven por miedo.

Unos grandes “parches” de color gris se observan en medio de los suelos verdosos donde se asienta Alal, la comunidad mayagna de Bosawas donde el 29 de enero se registró una masacre de indígenas ejecutada por colonos armados que se aprovechan del olvido estatal en que viven los pueblos originarios para invadir sus territorios.

En el suelo quedaron los casquillos de los proyectiles que el grupo de 80 colonos descargó contra los comunitarios resultando cuatro muertos, diez secuestrados y varios heridos.

Las huellas de la tragedia se conocen por fotografías que pese a la lejanía de la zona, los comunitarios comienzan a enviar como prueba de lo que ahí vivieron, y que la Policía Orteguista intentó minimizar hasta verse en el penoso papel de desmentirse.

La Policía Orteguista, a través de un comunicado, minimizó el asesinato de seis personas en la comunidad indígena de Alal, jurisdicción de Bonanza, en el Caribe Norte nicaragüense, ya que solo reconoce dos homicidios.

Sebastián Lino, miembro del Gobierno Territorial Mayagna, denunció que la masacre inició a las dos de la tarde y a pesar que pidió la intervención inmediata de la comisión interinstitucional, estos no atendieron el llamado.

 “A las 2 de la tarde en adelante han llegado a asesinar a los comunitarios que estaban trabajando a su área de cultivo, en la tarde han llegado a tomar la comunidad de Alal asesinando a hombres, jóvenes y luego han quemado las casas en nuestras comunidades”, denunció el líder mayagna.

La Policía Orteguista descartó la denuncia de comunitarios de Alal, quienes reportaron el asesinato de seis personas y la desaparición de otras 10, a la que la Policía Orteguista desconoce en su comunicado.

La destrucción causada por los colonos armados que atacaron la comunidad de Alal, asentada dentro de la zona núcleo de la reserva de Bosawas, perteneciente al territorio Mayagna Sauni As, en Bonanza, Caribe Norte.

La mancha gris es el espacio que ocupaba una vivienda que fue incendiada por los invasores al mando de Isabel Meneses Padilla “Chabelo”.

Otra imagen que muestra la envergadura del ataque armado que sufrió esta comunidad indígena de Bosawas.

Han transcurrido cuatro días desde el ataque y muchos comunitarios se encuentran escondidos por temor a sufrir otra emboscada.



Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .