Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

martes, 18 de febrero de 2020

Lottie Cunningham defensora de los derechos indígenas denuncia crisis humanitaria” en comunidades caribeñas.


Por Danny Pérez García. Especial para SNN / El saqueo, despojo de sus territorios, agresiones, crímenes en contra de los pueblos indígenas de la Costa caribe norte y sur de Nicaragua, continúa en lo fino. Colonos fuertemente armados con fusiles de guerra, siguen agrediendo, desalojando, despojando de sus territorios a las comunidades indígenas, sin que las autoridades del estado nicaragüense, haga nada por evitarlo, todo lo contrario, es señalado de ser un cómplice pasivo y hasta directo de estas violaciones de los derechos humanos de la población indígena.

La doctora Lottie Cunningham Wren, presidenta del Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua, advierte durante el transcurso de su intervención en el programa radial matinal Impacto 540, de Radio Corporación, con la dirección del periodista Gustavo Bermúdez Herrera, que esta grave situación que viven centenares de comunidades indígenas de la Costa Atlántica Nicaragüense, ha llevado a los pueblos indígenas caribeños a estar inmersos en una grave situación de “crisis humanitaria y de etnocidio”.
 
“Cada vez que las comunidades indígenas informan, denuncian, ante las autoridades militares del ejército de Nicaragua, a la policía, a las autoridades locales, de las agresiones, crímenes, invasiones, despojo y desalojo de sus territorios, de las que son víctimas de parte de colonos fuertemente armados, para lo que ha servido esto, es que más bien se denota una “fuerza clientelar” hacia los colonos, ya que cada vez que se hace una denuncia en torno a los colones invasores, se “incrementa la violencia” en vez de “reducirla” denuncia Cunningham.

“En vez de que las fuerzas militares implementen algún tipo de estrategia para mitigar el riesgo, para mitigar la violencia, más bien la presencia del ejército, de la policía, incrementa la violencia, esa situación la tenemos muy clara y en el caso particular de la comunidad de Santa Clara, sus comunitarios tienen más de una semana de estar sufriendo hostigamiento, intimidación, e incluso se le entregó a la policía uno de los colonos que los mismos comunitarios capturaron en sus parcelas, y la policía, el ejército “brillan por su ausencia” lamenta.

“En este grave problema que viven los pueblos indígenas de la Costa Atlántica de Nicaragua, existe mucha “impunidad” falta de acceso a la justicia, en donde ha habido un cambio de modalidad de parte del estado, y es que más bien han utilizado el sistema de justicia penal, para “criminalizar” a los líderes comunales, sus autoridades tradicionales, cuando estos realizan las demandas en contra de los colonos” denuncia Cunningham. 

La defensora de derechos humanos de las comunidades indígenas de la costa atlántica nicaragüense, Lottie Cunningham, urge a que las investigaciones sobre las agresiones, crímenes, despojos de los territorios de las comunidades indígenas caribeñas, que realizan constantemente los colonos armados, deben de ser realizadas por las autoridades militares en conjunto con las autoridades de la policía, sin embargo, esto no ha podido ser posible, para demostrar con seriedad su compromiso.

“El último ataque y agresión de parte de los colonos invasores, se da en contra de la comunidad indígena de Santa Clara, apenas antes de ayer –domingo 16 de febrero- desvela Cunningham, agregando que esta comunidad queda ubicada en el municipio de Waspan, y esta misma comunidad indígena, apenas la semana pasada, la Corte Interamericana de derechos Humanos -CIDH- le otorgó medidas de protección previsional, debido a que la violencia en contra de las comunidades indígenas se ha venido incrementando cada vez más, violencia que desde el Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua, se ha venido denunciando.
    
La doctora Lottie Cunningham, advierte que la situación que viven las comunidades indígenas del pacifico nicaragüense, es casi similar a la que viven las comunidades indígenas del caribe norte y sur del país.

“Nosotros nos reunimos con nuestras hermanas y hermanos indígenas chorotegas del pacifico nicaragüense, y su situación es casi similar a la nuestra –comunidades indígenas del caribe norte y sur del país- es similar porque a estas comunidades indígenas hermanas del pacifico, les han quitado todos sus territorios, se les ha negado también la “autodeterminación” sin embargo estos han entrado a un proceso de negociar con lo poco que tienen, algo que no ha sido tan fácil para las hermanas y hermanos chorotegas, porque a ellos les quitaron las mejores tierras, aquí en el pacifico, y con lo poco que les ha quedado, con eso es que han entrado a un “ordenamiento territorial” pormenoriza Cunningham.

“Ese proceso de negociación de ordenamiento territorial, -agrega- es para ver si estos hermanos y hermanas chorotegas logran resistir y no sean exterminados totalmente, porque ellos, incluso, han compartido con nosotros -las comunidades indígenas caribeñas- de que la parte cultural, espiritual, en eso, ellos han perdido mucho, por la forma “violenta” que se les vino “imponiendo”.

“Ese es el temor que nosotros también tenemos en la costa caribe, que se nos extermine, que se nos haga un “etnocidio” y etnocidio, es que nosotros quedemos totalmente sin nuestra lengua materna, sin nuestra forma de organización social, institucionalizada, a como la hemos vivido, a como la hemos venido asumiendo, de acuerdo a nuestra cultura, y además sin poder practicar nuestra propia cultura” advierte Cunningham.

Para la defensora de derechos humanos de las comunidades indígenas caribeñas del país, doctora Lottie Cunningham, algunas comunidades chorotegas del pacifico nicaragüense han perdido su propio lenguaje, y ahora ellos están inmersos en un proceso de rescate de su “identidad cultural”.

Cunningham, en la continuación de su intervención en Impacto 540, de Radio Corporación, rememora la demanda internacional interpuesta en contra del estado nicaragüense, en la época de los años 90, por parte de la comunidad indígena Awastigni, demanda que se diera posterior a la concesión maderera de 75 mil hectáreas de bosques, con un contrato de 30 años, renovables automáticamente, por 30 años más. 

“Con ese contrato concesionario, el estado de Nicaragua le negaba su título como dueño de sus territorios a estas comunidades indígenas, y es por ello que nosotros recurrimos ante las instancias del sistema interamericano –detalla Cunningham- y producto de esa sentencia que fue a favor de la comunidad indígena, la corte le ordeno al estado de Nicaragua, crear un mecanismo para demarcar y titular las tierras de Awastigni y todas las tierras indígenas”.

Cunningham, desvela, que lamentablemente pese a ese fallo favorable, en eso están todavía. “Estamos en eso, en donde se ha querido implementar lo que hoy se llama la ley 445, que es la ley de régimen de propiedad comunal, y si la constitución política reconoce todas las formas de propiedad e incluso la de “propiedad comunal” y le da garantía y seguridad jurídica a las cooperativas y a la propiedad privada, “eso es lo que queremos nosotros, que nos den garantía sobre “propiedad comunal” demanda.

“Sin embargo las autoridades nicaragüenses, cuando se llegó a la implementación de la última fase que es el saneamiento en donde hay terceros y que son gentes que han ocupado ilegalmente nuestras tierras, en donde la mayor preocupación de estas comunidades indígenas, preocupación que se remonta desde el año 2012 hasta esta fecha del día de hoy, es la masiva ocupación y la forma agresiva, violenta, con que se han estado ocupando, invadiendo, colonizando estos territorios y esto es responsabilidad del estado, por no dar, ni ser garante de esa seguridad jurídica, para proteger la vida de los comunitarios, al igual que proteger sus territorios, además para proteger la identidad cultural de estas comunidades” sentencia Cunningham. 

La defensora de derechos humanos y de justicia de las comunidades indígenas del caribe norte y sur del país, Lottie Cunningham, insiste en señalar que actualmente la intimidación, la agresión, la violencia, crímenes, y el desalojo violento de los territorios pertenecientes ancestralmente a las comunidades indígenas, por parte de colonos armados, no se detiene., nadie hace nada por detenerla.

“Para que todos nos hagamos una idea clara del gravísimo problema, son más o menos 304 comunidades indígenas y afrodescendiente en toda la costa caribe nicaragüense, y de estas 304 comunidades indígenas, 170 están sufriendo un marcado incremento de violencia., violencia que nosotros hemos venido denunciando desde el año 2015, violencia gravísima por lo que tuvimos que recurrir al sistema interamericano solicitándole medidas de protección, y hemos tenido que recurrir a estas medidas de protección por la impunidad y la falta de acceso a la justicia” reprocha Cunningham.

“Las comunidades indígenas caribeñas de nuestro país siguen sufriendo de violencia gravísima como es el caso particular de la comunidad de Alal, y esperamos que esto no quede en la “impunidad” al igual que no queden en la impunidad los casos de personas que están muy gravemente heridas, que tampoco quede en la impunidad los grandes incendios forestales provocados” urge.

Ante la interrogante de ¿quiénes arman o quiénes financian a esta gran cantidad de colonos fuertemente armados, para que agredan y desalojen a los comunitarios de sus territorios, Cunningham, dice que lo que ellos quieren, es que las autoridades de Nicaragua, investiguen y sancionen a los culpables, a los autores materiales e intelectuales de estas agresiones.

“Muchos, la mayoría de estos colonos invasores están fuertemente armados, y esto se da porque hemos tenido más de 44 secuestros, y quiero comunicar que la semana pasada la Corte Interamericana de Derechos Humanos –CIDH- nos amplió otra medida provisional para la comunidad indígena de Santa Clara, esto porque desde septiembre del año 2019, lo solicitamos por el hecho de que ha habido constantes incidentes, y dentro de esos incidentes se han dado muchos secuestros, y las personas que han sido secuestradas en sus testimonios nos han relatado que los secuestradores están sumamente armados, con armas de guerra, y muchos de ellos están con uniformes militares” desvela.

Cunningham, agrega que hay mucha preocupación, por la existencia de muchos colonos fuertemente armados en los perímetros de las comunidades indígenas, y una niña de la comunidad indígena de Santa Clara -ubicada en el municipio de Waspan- que se bañaba en el rio fue herida de bala por un colono que estaba al otro lado de la ribera del rio, ahora esta niña está gravemente herida con un disparo cerca de su mandíbula.

Lottie Cunningham, presidenta del Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua, advierte decididamente enfática, que esta crítica situación que viven la gran mayoría de las comunidades indígenas del caribe norte y sur del país, es una situación que les impide pescar, cuidar, cultivar sus parcelas, en fin, trabajar, y ha llevado a que estas comunidades estén inmersas en una “crisis humanitaria” y se les imponga un “etnocidio”



Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .