Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

martes, 3 de marzo de 2020

Ortega despliega fuerzas policiales en el velatorio del poeta nicaragüense Ernesto Cardenal.


Tomado del El País. Por Wilfredo Miranda /  El respaldo funerario al poeta Ernesto Cardenal es sobrio: una virgen ataviada de negro a su derecha y un Cristo crucificado sobre el ataúd. 

Es un féretro sin pompa, austero, como fue la vida de este sacerdote trapense, figura clave de la Teología de la Liberación, fallecido el domingo en Managua a sus 95 años. Sin embargo, sus honras fúnebres se han visto rodeadas de fuerzas del orden, algo que ha irritado a los seguidores del poeta nicaragüense.

El gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo, que recibió ataques de Cardenal por su carácter dictatorial y represor, muestra con este cerco policial su temor de que el velatorio se convirtiera en una revuelta contra su poder.

El poeta será incinerado y su cenizas llegarán el sábado a Solentiname, un lugar emblemático de la cultura y la guerrilla antisomocista donde el poeta desarrollo buena parte de su labor en estos dos campos.

Varias patrullas y casi medio centenar de agentes antimotines han rodeado Monte de los Olivos, la funeraria donde se celebran las exequias del poeta. Aunque las fuerzas policiales han sido discretas, intelectuales y amigos de Cardenal han criticado que el gobierno de Ortega y Murillo “persigue” a Cardenal hasta después de “muerto”.

“Aún ahora lo siguen hostigando. ¿Por qué están esos policías intimidando en esta funeraria?”, criticó Carlos Tünnermann, exministro de Educación y amigo del poeta. “¿Con qué objeto? ¿cuándo se ha visto que una funeraria sea intimidada por antimotines en un país?”.

Al velatorio de Cardenal han asistido personalidades de la cultura nicaragüense y excompañeros revolucionarios de sacerdote. Incluso algunos aliados del gobierno nicaragüense actual, como Jaime Morales Carazo, que fue vicepresidente de la República y ahora diputado por el Frente Sandinista. El político sí justificó la presencia policial y alegó que “es normal verlos por todos lados” en Nicaragua.

Pese a que Cardenal era acérrimo crítico del gobierno de Ortega y Murillo, al que en reiteradas ocasiones tildó de dictadura y le acusó de impedirle manifestar sus opiniones, la Administración sandinista ha declarado tres días de duelo por la muerte del poeta. De hecho, la vicepresidenta Murillo habló en la cadena nacional de televisión el martes alabando la figura del sacerdote.

“Hemos reconocido todos sus méritos culturales, artísticos, literarios, religiosos y su extraordinaria poesía en la que siempre supo alabar a Dios en la tierra y todo lugar”, dijo Murillo, quien en la década de los ochenta le disputó al poeta el Ministerio de la Cultura revolucionario. “Ernesto constituye una gloria, un orgullo nicaragüense. Lo admiramos profundamente por su vida, sus méritos y su infatigable amor a Nicaragua”.

El inusitado y gentil verbo de la vicepresidenta dista de las acusaciones judiciales que su gobierno abrió contra Cardenal en 2017, cuando pretendían arrebatarle una de las islas del archipiélago de Solentiname, sitio donde el poeta fundó una comunidad campesina en la que concilió la religión y el arte. Además, el poder judicial le impuso a Cardenal una multa de 800.000 dólares. “Soy un perseguido político de Ortega y su mujer”, declaró en ese entonces el poeta.

“Le embargaron sus cuentas y le montaron otro juicio por injurias y calumnias”, ha criticado la doctora Vilma Núñez, presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), instancia que acompañó a Cardenal en 2017 en su batalla judicial contra el gobierno.

La escritora y poeta Gioconda Belli calificó de “cínica” la respuesta del gobierno ante la muerte del poeta, sobre todo porque ordenaron asediar policialmente el velatorio. “Es el cinismo, ese doble discurso… cuando hablan del amor y practican el odio”, criticó Belli. 

“Ese comunicado [del Gobierno] no lo sacaron por ello sino porque se lo ganó Ernesto Cardenal. No lo podían pasar por alto. Hubieran quedado muy mal a nivel internacional si no dicen nada de la muerte de Ernesto. Es el típico comportamiento de este gobierno: no se preocupa por los vivos, y solo da homenaje a la gente que está en contra de ellos cuando se mueren”.

Los asistentes al velatorio destacaron el legado poético ético de Cardenal, así como su impronta poética. El sacerdote es considerado un referente de la poesía en español y un faro moral en Nicaragua, ya que desde sus días como revolucionario hasta su muerte se mantuvieron inamovibles sus principios contra las dictaduras en el país y su ahínco impulsando la justicia social.

“El padre Cardenal es un baluarte de la lucha por la democracia. En sus poemas pueden verse las denuncias contra las arbitrariedades cometidas por el régimen”, definió el exministro Tünnermann. “Es una poesía muy accesible que toma como temas la historia de su país, y la lucha de los indígenas. Y luego dirige su poesía al universo. Lleva a la ciencia poesía. Hace la ciencia poesía”.

Este miércoles, en la Catedral Metropolitana de Managua se celebrará una misa pública de cuerpo presente. Posteriormente, se procederá a la ceremonia de cremación y el sábado, las cenizas del poeta se trasladarán al archipiélago de Solentiname, en el Gran Lago Cocibolca, en la comunidad que él fundó junto a sus “hijos espirituales” que cayeron en la lucha contra la dictadura de Somoza.

“Esa noche, cuando levantemos nuestra cabeza hacia el firmamento, veremos una estrella nueva. Será el alma de Ernesto Cardenal que ya se reintegró al universo y al creador”, ha dicho Tünnermann.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .