Desde Nicaragua,cuna de Rubén Darío transmite "La Nica" la Radio de Nicaragua.: ♪SINTONIZA EN VIVO



TITULARES

domingo, 3 de mayo de 2020

La pandemia golpea a casi 2.000 profesionales de la salud en México.


Ciudad de México / El País  - Fue como volver a empezar. Clemente Zúñiga salió de casa rumbo al Hospital General de Tijuana, como todas las mañanas. Cuando llegó, sus compañeros le entregaron la guardia y se puso las botas, el overol, los guantes, la mascarilla N95, los goggles, el gorro, la careta y la bata. 

Tardó casi 10 minutos en colocarse todo el equipo de protección. “Tengo que aceptar que me sentí muy ansioso cuando regresé a ver a los pacientes”, confiesa el médico de 53 años. Había sido un mes largo desde que Zúñiga se contagió de coronavirus. 

Estuvo hospitalizado, confinado en casa y completamente aislado de su familia. Regresó al trabajo el pasado lunes, pero fue el martes cuando realmente se le pusieron los nervios de punta, cuando volvió a la zona cero.

“Mi esposa me rogó que no lo hiciera”, dice entre risas, “pero tenía que estar otra vez en la trinchera con mis compañeros”. Zúñiga es uno de los 1.934 profesionales sanitarios que se han infectado de la covid-19 en México hasta el pasado fin de semana, alrededor del 12% de los casos, según datos oficiales. 

En la primera línea de combate hay aprendizajes y sentimientos encontrados entre el miedo y una vocación por batirse contra la pandemia, a pesar de saberse en un sistema de salud sin recursos suficientes para enfrentarla.

“No puedo describirlo, tener coronavirus es una sensación que no le deseo ni a mi peor enemigo, sientes que te vas a morir”, admite Zúñiga. Ser doctor y enfrentarse al virus lo cambia todo: conoces todos los síntomas y sabes cuándo hay razones para preocuparte, pero tienes que ponerte en las manos de tus compañeros. 

Tu trabajo ya no es salvar vidas, ahora estás postrado como tus pacientes. “Sufrí lo que ellos sufren en carne propia, ese miedo… en las noches estás sudando, con fiebre, no puedes respirar”, cuenta el doctor, “y te vuelves mucho más empático y comprensivo cuando regresas a atender a alguien”.

Encerrado entre cuatro paredes, después de pasar una semana hospitalizado, Zúñiga leyó todo lo que pudo sobre la enfermedad. “En los hospitales no estábamos preparados para recibir pacientes todavía, el manejo del equipo de protección no lo teníamos tan integrado en nuestras habilidades y las áreas físicas de los hospitales no habían sido transformadas”, reflexiona el doctor, que atiende directamente a pacientes con ventilación mecánica.

Las autoridades de negocio −un fideicomiso del que forma parte el gobierno de la ciudad− reconocen que del brote aún no está controlado pero defienden las medidas impuestas hasta ahora. Ciudad de México ha sido uno de los estados con un dispositivo de seguridad más laxo en comparación a otros grandes nodos comerciales del país como Jalisco o Nuevo León.

Durante la Semana Santa, en plena crecida de la pandemia, otros mercados populares de la capital multiplicaron hasta por cuatro la afluencia de clientes, con escandalosas fotos de pasillos abarrotados de gente. 

La respuesta de las autoridades no pasó de repetir la importancia de guardar la distancia debida y usar cubrebocas. Otras capitales, como Bogotá, han sido más estrictas, con clausuras de bodegas y cierre total del mercado central durante un día a la semana para limpiar a fondo las instalaciones.

Acerca de " "

LA NICA LA RADIO DE NICARAGUA ES PARTE DEL SERVICIO NICARAGUENSE DE NOTICIAS (SNN)

Publicar un comentario

Comentarios en Facebook

 
Copyright © 2011-2018 (SNN)
Design by SNN | Distributed by Servicio Nicaragüense de Noticias .